12 de marzo de 2009

viajes


Ayer decidí dejar aparcadas las clases de piano durante un tiempo y se me hizo un nudo muy grande en la garganta, creo que eran las lágrimas que no me cabían en los ojos (los tienes demasiado hipnotizados con tu risa). Tengo la sensación de que es empezar a dejarlo, aunque ya lo esté dejando desde hace meses. Cuestión de horarios, de esfuerzos y de ánimos. Qué rabia, porque hay días que me entra un mono enorme de tocar. Menos mal que el piano siempre estará ahí, al fondo del pasillo.

Tranquiliza tener la certeza de que hay ciertas cosas con raíces, que no se irán por muy fuerte que sea el temporal. Tengo la extraña seguridad de que tú eres un poco piano y también estás aquí con un impermeable supersónico para las tormentas. Esto no sé si es bueno o malo, ni si me he explicado demasiado bien.

Me he dado cuenta de que últimamente no releo nada de lo que escribo. Y de que escribo bastante al azar. Estos días me siento un poco pez, de esos naranjas pequeñitos, como los que hay en el estanque del patio de la facultad, debajo de los naranjos.

Acabo de encontrar tres postales de París debajo del montón de papeles que tengo al lado del ordenador. Tengo muchas postales de lugares a los que no he ido. Nunca he estado en París, ni en Grecia, ni en San Sebastián. Y me encantaría. Tengo unas ganas inmensas de coger un avión y plantarme en cualquiera de esas ciudades contigo y una polaroid. En avión, en coche o en tren, a donde sea, pero tú que no faltes.

Y no puedo parar de sonreír.

7 comentarios:

Jei dijo...

y ¿cuándo dices que nos vamos?

:)

Sofía dijo...

cuando usted quiera, señorita.

:D

pikaia dijo...

¿Gasteiz y Bilbo ya los conoces?
Me gusta mucho cómo escribes, vamos, que lo del azar se te da muy bien!
A ver si puedes viajar pronto y que ella no falte :)

Clémentine dijo...

Que bien debe ir el impermeable supersónico para las tormentas...

Espero que viajes tanto cómo quieres, viajar siempre es bueno para los sentidos :)

Kat dijo...

Te siento feliz, i això m'agrada :)

Paula dijo...

tú viaja donde quieras... pero no dejes de tocar el piano! que se está volviendo usted un poco perezosa, señorita :P

Sweet_Nightmare dijo...

me gusto eso de sentirte con un pez, de esos naranjas pequeñitos... Me quedo por aqui algun tiempo... me encantan tus textos...
y espero que algun dia visites esos lugares que tanto quieres ver, y siempre claro, con esa persona que te hace sonreir xD