5 de febrero de 2009

Chopin


Parece que el vendaval del sábado pasado se llevó todas mis palabras.

Esta mañana me he mordido los labios muy fuerte para no llorar en clase de piano. Me encallo siempre en los mismos compases porque no me llegan los dedos para tocar algunos acordes. Y digo que lloro porque tengo las manos pequeñas, cuando en realidad es por haber perdido la fuerza de voluntad. No sé cuándo ni cómo ni dónde, pero se esfumó y no la encuentro, en ninguna parte. Por eso me cuesta tanto estudiar y aguantar más de dos días sin verte.

Qué tristes son los nocturnos de Chopin. Casi tanto como aquella canción de Damien Rice que escuchamos el otro día en tu casa.

Vuelvo a estar exageradamente dispersa. Y vuelven a marearme los cafés. Esta tarde hemos ido a comprar una libreta nueva a esa papelería tan grande que hay en la calle Comtal. Dices que es parte de mi regalo de cumpleaños y me tienes intrigadísima. Qué ganas de que llegue ya. Luego hemos merendado en una cafetería que hemos descubierto en el Born. Sobre la barra había una pecera redonda con dos peces de esos naranjas y una tarta enorme de chocolate. Es muy de mi estilo, según has dicho. A mí me ha recordado un poco a Caperucita en Manhattan. A veces me siento muy Sara Allen perdida entre los árboles de Central Park.

Podría pasarme la vida perdiéndome por los callejones de la ciudad. Y queriéndote. Podría gastar todo mi tiempo únicamente en quererte.

6 comentarios:

Abril dijo...

y yo :)

Saltinbanqui dijo...

Buena manera de emplear tu tiempo.

:)

Super_Y dijo...

No sé por qué te voy a contar esto; pero yo me perdí entre la Gran Via, Plaza de España y C/ Entença... Buscando una tienda, y fue cuando me di cuenta que me había enamorado. Así que si hay que seguir perdiéndose... No es un mal plan de futuro.

Clémentine dijo...

Los callejones son para perderse, son las entrañas de la ciudad...

Ah, la fuerza de voluntad se suele esconder debajo de la cama... mira por allí!

dorle dijo...

Realmente..escribes bonito...
:)

Sofía dijo...

Abril: sonrisa enoooorme :) :***

Saltinbanqui: ojalá pudiese emplearlo todo de la misma forma.

Super_Y: creo que muchas de las cosas importantes también las he descubierto así, perdida por Barcelona... ^^ y sí, una de ellas fue darme cuenta de que me había enamorado.. (me perdí entre C/Montsió, Las Ramblas y Pelayo... y llovía, llovía un montón). :)

Clémentine: a ver si tengo suerte y la encuentro...! :)

Dorle: gracias! :)