21 de enero de 2009

tormenta



Imagíante que eres un pez y hay marejada, que las olas te empujan hacia las rocas y tu cola no te sirve de timón. O no. Imagínate, mejor, que eres un pez y se te rompe la pecera; que estalla, miles de cristales por los aires, diminutos trocitos de vidrio afilado y tú ahí, aleteando en el vacío. Concéntrate, ¿lo tienes? Bien, ahora cierra los ojos y dime: ¿qué sientes?

9 comentarios:

abril dijo...

que me ahogo, pero vamos que seguro que encuentro a otro pez doctor que me salve y luego, una vez recuperada, me construyo una pecera nueva más grande.
seguro que consigues que te salga bien, pq como te dijo tu profesora, cuando te pones cabezota, lo sacas fijo

muaks

SinMe dijo...

Siento descargas y una voz impotente diciendome que me quiere.

Saltinbanqui dijo...

En un momento asi lamentaria haber dejado para mañana lo que tendria que haber hecho ayer.

la chica de Potedaia dijo...

Últimamente estás muy prolífica literariamente ;)

Saltinbanqui dijo...

Y tu que sientes?

Sofía dijo...

abril: tú no te vas a ahogar, que para eso tienes a otro pececito preparada para hacerte el boca a boca.. ^^

SinMe: no te imagino mucho siendo pececito naranja de pecera.. tú más bien, con lo grande que eres, serías rollo tiburón :P

Saltinbanqui: es que ya lo dice el refrán, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy... ^^ ¿qué siento yo? mmm... angustia, mucha angustia.

la chica de Potedaia: no creas... ;)

Saltinbanqui dijo...

Lo siento, me di realmente cuenta la segunda vez q pase por aqui, pero ya me habian comentado y lo deje tal cual.

La foto me pedia eso.

Si puedo compensarte de alguna manera...

Saltinbanqui dijo...

De verdad, no me habia percatado de que tb decias concentrate, ha sido justo ahora. Mare de deu, plagio mediocre en toda regla. Lo borro? mmm?

Sofía dijo...

no hace falta que borres nada.