20 de enero de 2009

cumulonimbus


Hoy va a ser una de esos días en que me cueste tanto dormir. Me pasa siempre, después de haber despertado en tu cama. La noche siguiente de haber dormido contigo, sólo soy capaz de echarte de menos, me sobran sábanas y me faltas tú.

El hombre del tiempo ha anunciado la llegada de un frente polar. En clase de geología estudiábamos esas cosas. Las borrascas, los anticiclones, las masas de aire, los cumulonimbus... Qué graciosa es esta palabra. Cumulonimbus. Son las nubes enormes que provocan tormenta. Venía en tren hacia aquí y veía Barcelona a lo lejos, cada vez más pequeña, bajo un cielo de plomo cada vez más espeso. Había una nube negra muy grande encima de la central térmica de Sant Adrià y parecía humo saliendo de esas chimeneas tan altas. Es curioso como a veces me asusta la monstruosa ciudad, y otras, sin embargo, sus calles son como extensiones de mis venas.

Tenemos que comprarnos un chubasquero para las borrascas y una cometa para hacer volar las tristezas, bien lejos. También lo he apuntado en la agenda mientras estaba en el tren. Luego me he embobado mirando las olas y he empezado a pensar en los peces. ¿Cómo se deben oír las tormentas desde el fondo del mar?

4 comentarios:

neyia dijo...

soy la primera en escribir....yo tampoco puedo dormir....seguro que por circunstancias tan distintas.....
cuanta gente habrá a estas horas no pueda dormir.....que estaran haciendo para agotar al sueño que tanto se resiste...
saludos y dulces sonhos o dulce imsomnio ;)

SinMedida dijo...

suena a como las yayas dirian cunilingus.

Jei dijo...

xDDDDDDDD puta sinme

a tu última pregunta, seguro que un pez no te responde que para algo tienen memoria de 2 segundos.

:*****

Clémentine dijo...

Cuando a mí me cuesta dormir me cuento posibleshistorias, incluso te las puedes dividir en capítulos... (suele costarme mucho dormir...)
Un placer leerte