31 de diciembre de 2008

relojes

Es injusto estar triste, ¿no lo ves? Es injusto si sonríes. Si me miras, si me abrazas, si me quieres. Cómo voy a estar triste si me quieres... Si miro tus fotos antes de acostarme y una hilera de hormigas me nace en el estómago y me sube por la tráquea. Si el corazón me late en la boca cuando me besas y tus ojos me abrigan cuando la escarcha del invierno amanece sobre mi cuerpo.

Dejaré los relojes de arena bajo la lluvia para que los segundos tarden más en caer. Los de cuerda junto a la hoguera, para que las esferas se dilaten con el calor y las llamas ralenticen el incesante tic-tac de las secunderas. El de sol apuntando a la luna, y el tuyo de pulsera sincronizado con mi respiración. Esta noche no habrá tiempo en las paredes, ni en el aire, ni en tu aliento. Esta noche sólo existirá vacío para nosotras. El vacío atemporal en el que la eternidad de mis manos se despoja sobre tu piel.

Cómo iba a estar triste, si te miro... te miro y no me sale más que quererte.

3 comentarios:

Jei dijo...

yo pensé que hoy hablarías de santas xDDDD
pero este post también me ha gustado :P

que tenga usted una buena salida de año :)

Farera dijo...

Sonríe.... Feliz año!

sofía dijo...

Jei: la salida no estuvo nada mal, aunque la entrada, por eso, fue inmejorable. :)

Farera: sonrío.. :D

Feliz año!